Cómo vivo mi travestismo si mi pareja no lo acepta

Sí, ya sé que resulta muy irónico que, teniendo un blog, un canal de YouTube y un podcast dedicados a difundir y promover la aceptación del travestismo por parte de las parejas de hombres feminófilos, mi propia pareja no lo acepte, pero a veces la vida real teje guiones dignos de la mejor de las ficciones.

Mi novia sabe acerca de mi condición, pero no la acepta y no quiere saber absolutamente nada al respecto, lo cual me orilla a tomar ciertas medidas para vivir mi travestismo de la mejor manera posible, pero sin que ella se dé cuenta. Desconozco si existan otras chicas en una situación similar a esta, pero les platico cuáles son mis métodos por si encuentran en ellos algo de inspiración para su propio contexto.

Algo que trato de hacer siempre para estar en contacto con mi lado femenino, como estoy segura de que muchas de nosotras hacemos, es utilizar ropa interior de mujer. Por lo menos cinco días a la semana puedo darme la oportunidad de portar panties femeninas, lo cual me mantiene unida a mi lado feminófilo aun cuando no puedo permitirme arreglarme más.

Un punto que quizás pueda parecer algo ridículo, pero que me funciona de maravilla, es hablarme y referirme a mí misma en femenino cuando me encuentro a solas o pensando algo. Esto me ayuda a sentirme mujer cuando me encuentro en situaciones en las que me es imposible estar transformada, y créanme que se obtienen resultados muy satisfactorios con este truco tan sencillo.

Otra cosa que realizo muy a menudo es dormir con camisones o pijamas femeninas. Me encanta. Casi todos son de satín, ya que me fascina la suavidad de la tela y las sensaciones que produce sobre la piel recién depilada. La experiencia de despertar e iniciar el día con un atuendo femíneo es algo que les recomiendo vivir si es que todavía no lo han probado. ¡Vale la pena!

Tengo la gran ventaja de vivir sola, por lo que generalmente en cuanto llego a mi casa me despojo de mi indumentaria normal y me enfundo en ropa deportiva de mujer, lo cual ha traído la gran ventaja de motivarme para hacer ejercicio de una manera más constante y regular, pues ahora en lugar de ver la actividad física como algo que tengo que hacer, lo veo como una excelente oportunidad de dejar salir a Nadia por un ratito, y se ha convertido en un momento que estoy esperando que llegue.

Un día a la semana, generalmente los domingos, lo destino a hacer labores domésticas como limpiar, lavar los trastes, barrer, trapear, etcétera. Y por supuesto que todas estas actividades me fascina hacerlas en modo mujer. Realmente es en estos lapsos en donde puedo pasar más tiempo con indumentaria femenina, pues me tardo alrededor de tres o cuatro horas en completar todas estas tareas.

Esta es la manera en la que trato de balancear mi vida con mi pareja pero sin abandonar completamente mi lado femenino, ya que es importante mantener el equilibrio entre todos los aspectos de nuestra vida.

One thought on “Cómo vivo mi travestismo si mi pareja no lo acepta

  1. Para mi es mas dificil aun, yo antes vivia sola, ahora estoy en pareja, vivo en la casa de ella y todas mis cosas quedaron en mi depa al que no vuelvo muy a menudo, me encantaba pasar de chica varias veces a la semana y ya no lo volvi a hacer, estoy super frustrado

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s