Sitios web de contenido travesti

¡Hola, amigas!

En publicaciones anteriores les he comentado que el tener acceso a internet me cambió la vida, pues gracias a eso descubrí que el gusto por vestirme como mujer no era algo exclusivo de mí, sino que existían muchos hombres alrededor del mundo a quienes les pasaba lo mismo, así que eso me ayudó en primer lugar a quitarme un peso de encima y también a aprender y entender más sobre el travestismo heterosexual, lo que llevó a una mejor comprensión de mí misma.

Durante este tiempo he ido encontrando páginas, blogs, documentos y canales de YouTube en los que he hallado información al respecto o, simplemente, conocido otras historias de compañeras feminófilas que me han parecido por demás interesantes, tanto por ser muy similares a la mía, como por ser completamente diferentes. Hoy quiero compartir algunos de esos enlaces con ustedes, y aprovechar para enviar un saludo a todas las creadoras de contenido travesti que han colaborado para entender mejor mi propio ser.

El primero que quiero recomendar, y que todavía existe (aunque les advierto que su apariencia sigue siendo la de esa época y hace años que no se actualiza el contenido) es la página de Carla Antonelli. Ella es una mujer transexual española que se ha desempeñado como diputada en ese país, siendo la primera y única mujer en dicho cargo. Descubrí este sitio alrededor del año 2001, y recuerdo que fue el que más me ayudó en aquellos años. Ahí me enteré que existía el travestismo heterosexual, y fue leyendo sus artículos como comprendí muchísimas cosas que me ayudaron bastante a reconocerme como una feminófila. Les recomiendo que lean sus escritos, esperando que también a ustedes les ayuden.

Un texto que resultó de particular ayuda en mi vida como travesti es el libro El Travestista y Su Esposa, de Virginia Charles Prince. Ya lo he mencionado en otros posts, pero no me cansaré de recomendarlo. La autora fue también una mujer transexual que vivió en Estados Unidos y fundó una revista dedicada por completo al tema del travestismo. Luchó arduamente por dar a conocer esta conducta entre la sociedad con el afán de hacerles ver que la homosexualidad y la feminofilia son cosas separadas. De hecho, ella es quien acuñó el término “feminofilia” para alejarlo de las connotaciones negativas que la palabra “travestismo” genera en la mayoría de las personas. La considero como mi mayor inspiración y este blog es un humilde tributo y una continuación al trabajo que ella comenzó hace ya varias décadas. El libro al que lleva el enlace está dirigido a las parejas de chicas como nosotras, y trata de ayudarles a comprender el fenómeno y a aceptar esta conducta por parte de sus maridos o novios.

Ya en épocas más recientes conocí el proyecto de otra chica de nombre Sharom Nadine. Al igual que muchas de nosotras, ella también es travesti heterosexual y durante un tiempo tuvo un proyecto llamado Bajo Mi Falda, que era un podcast en donde trataba temas que resultaban de interés para la comunidad feminófila. Hablaba con invitadas que aportaban información relevante y que compartían sus anécdotas y experiencias. Lamentablemente este podcast estaba alojado en un servidor que ya desapareció y solo encontré un par de episodios remanentes. Posteriormente apareció el canal de YouTube con nombre Casa de Muñecas, en el que parece haber retomado el proyecto original. Hace algún tiempo también compartí con ustedes el documental La T Invisible, que ella protagoniza. Échenle un ojo a su trabajo, estoy segura de que les va a encantar.

Marcela Alanís fue, si mi memoria no me traiciona, la primera feminófila que yo conocí que se atrevía a mostrar su cara en videos de YouTube. Su canal data de hace más de catorce años, antes del boom de los youtubers con cámaras sofisticadas, iluminación perfectamente equilibrada y fondos lindos y cuidados. Su contenido estaba más orientado a contar su sentir, sus experiencias, sus propias dudas. No era tanto un canal educativo o divulgativo, sino, más bien, su propósito estaba más enfocado a servir como una especie de diario personal. Me entretenía viendo algunos de sus videos en los que mostraba su guardarropa, que era bastante extenso.

Ya de manera más reciente, después de que me animara a abrir una cuenta de Facebook para mi personalidad femenina, fui conociendo a muchísimas más chicas con gustos afines a los míos. Algunas de ellas también tienen proyectos muy interesantes en internet. A destacar:

Maureen Elena, quien desarrolla un proyecto de nombre Maureen Elena Contigo. Ahí, mantiene conversaciones con distintas invitadas acerca de temas relacionados con el travestismo y la transexualidad. Yo tuve el honor de aparecer en uno de sus episodios hablando, precisamente, de la feminofilia.

Julieta Lea por su parte es la creadora de un blog que lleva su nombre. En él comparte sus inquietudes, reflexiones y también páginas que va descubriendo por la red y que encuentra interesantes, ya sea por los recursos que comparten o por las explicaciones que también le dan a este fenómeno del travestismo heterosexual. Estoy segura que el visitar este blog será el punto de partida de un camino que las llevará a otras páginas igual de interesantes.

Ana Jimena AvAr es otra creadora de contenido que descubrí gracias a Facebook. Aficionada acérrima a la NFL y a los deportes en general, participa en varios proyectos relacionados con el fútbol americano. Pero ¡no solo eso! También he visto varias transmisiones en vivo en su cuenta personal en las que se generan conversaciones y debates que resultan muy interesantes. Uno que me encantó fue acerca de la participación de atletas transexuales en la más reciente edición de los Juegos Olímpicos. A veces estoy de acuerdo con sus posturas y otras veces no tanto, pero es indudable que es una mujer que defiende con ahínco y con argumentos sus opiniones, por lo que le tengo una gran admiración.

Otra de mis amigas en la red social de Mark Zuckerberg es Paola Santiago. Al igual que yo, también gusta mucho de compartir sus puntos de vista de manera escrita en su blog personal. Tiene pocos artículos, pero que valen la pena, por ejemplo: Revelando mi travestismo a mi madre.

Estos son los que, de momento, me permito recomendarles. Estaría increíble que, entre todos los canales de YouTube, páginas de Facebook y blogs pudiéramos formar una red de feminofilia, compartiendo nuestros contenidos para darlos a conocer a las personas que los necesitan. ¡Ojalá algún día se logre! Porque es indudable que existimos muchas chicas con ganas de ayudar a nuestras semejantes que todavía se encuentran un poco perdidas o atraviesan por problemas con sus parejas a causa de su gusto por la ropa de mujer.

Gracias a todas mis compañeras de trinchera, y un saludo desde el frente de la lucha.

-Nadia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s