La urgencia de la visibilidad travesti

En días recientes me vi en la necesidad de confesarle mi feminofilia a alguien muy importante para mí. Lo que sucedió fue lo previsible: lo primero que pasó por su cabeza es que me gustan los hombres y que, eventualmente, voy a convertirme en mujer a tiempo completo. Es decir, confundió totalmente y mezcló tres condiciones que son diferentes entre sí: travestismo, homosexualidad y transexualidad. No la culpo. Creo que la principal causa por la que esto sucede es debido a la falta de información que existe sobre el tema. Muy pocas personas ajenas al fenómeno del travestismo heterosexual saben de la existencia del propio travestismo heterosexual.

Es equiparable a como si un astrónomo nos dijera que existen nubes de gas que tienen la extensión equivalente a decenas de planetas Tierra. Entre el gremio, quizá es información ampliamente conocida, tal vez se las enseñan en primer semestre de la Universidad, pero la mayor parte de la gente de a pie no lo sabe y se sorprende al escucharlo. Unos cuantos incluso pueden llegar a dudar de la veracidad de la afirmación. ¿Por qué es algo que, si los astrónomos saben, la mayoría de la gente ignora? La respuesta es la misma que para el desconocimiento del travestismo: falta de difusión. Información que no se transmite es información que no se recibe, así de simple.

En últimos tiempos me he percatado que un tema que sí está siendo ampliamente difundido es la transexualidad. Y me da mucho gusto, porque, a pesar de las opiniones divididas que suele generar, el hecho de que sea una tendencia que se discute colabora para que cada vez más gente sepa que las personas trans existen, que son seres humanos y que tienen derechos. Puede ser que comulgues o no con ellos, pero saber que están ahí es ganancia. Cada vez más mujeres trans ocupan cargos políticos o se postulan para aspirar a ellos. En los recientes Juegos Olímpicos participaron atletas trans. Hay participantes trans en los concursos de belleza. Existen ya las modelos trans, que podemos ver en campañas de marcas de cosméticos y moda, así como en portadas de revistas. ¡Enhorabuena! Es lo que el colectivo más necesita, visibilidad. Que la sociedad sepa que existen, y que no son un mito como Pie Grande o Nessie (el Monstruo del Lago Ness).

Lamentablemente, por nuestro lado, nosotras sí que seguimos viviendo en la mitología. “Espera, ¿qué? ¿Me estás diciendo que hay hombres heterosexuales a los que les gusta vestirse y comportarse como mujeres? ¡No! ¡No te creo! Seguramente son homosexuales, solo que no lo aceptan. Espérate unos años y verás que resulta ser gay.” Las personas no saben que existe esa categoría, y tratan de clasificar lo que les es desconocido dentro de lo que sí les es familiar. Es más sencillo que crear una nueva categoría en sus mentes. Insisto, no es su culpa, es parte de la cultura y el entorno en el que han crecido. Yo me siento con la obligación moral de dar visibilidad a este colectivo travesti, y pienso que todas las que somos así deberíamos aportar nuestro granito de arena, participar desde nuestra trinchera. No es necesario que le anuncies al mundo tu condición, que vayas por la calle gritando “Hola, soy Fulanito y soy travesti heterosexual. ¿Sabías que existimos?” No, no se trata de eso.

Pero sí puedes colaborar desde el anonimato publicando y compartiendo la información que llegue a tus manos. Sacando el tema entre tus amigos o familiares de manera aparentemente despistada, sin crear la controversia que los lleve a pensar que tú eres travesti. La evolución en el pensar de la sociedad es lenta. La homosexualidad ha estado presente entre la humanidad desde el inicio de la misma, hace ya miles de años, y es apenas que se está logrando cierto entendimiento y tolerancia, que está dejando de ser un tabú. Estoy segura que, si hoy comenzamos la lucha por hacer del travestismo algo visible, no nos tocará a nosotras vivir los beneficios de una mediana aceptación social, pero seguramente a nuestras futuras hermanas les beneficiará de sobremanera. ¡Únete a la difusión!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s