Los beneficios del belly dancing

Esta disciplina también es conocida como danza del vientre o danza árabe. Como habitante del mundo occidental, mi primer acercamiento a este tipo de baile fue causado por Shakira en el ya lejano año de 1999, cuando lanzó su conocidísimo sencillo Ojos Así. En ese entonces yo era todavía una adolescente que comenzaba a disfrutar de tardes enteras en soledad debido al trabajo de mis padres, y me encantaba bailar al ritmo de esa canción. Bueno, intentarlo, porque los pasos no me salían.

Los años pasaron y el destino me llevó a tener una mayor convivencia con esta clase de baile mientras me encontraba en la Universidad. Yo no bailaba, pero sí que tenía acceso de primera mano actividades relacionadas con este tema y la curiosidad por aprender me renació. Debido a la timidez tan característica en mí, no me atreví a pedirle a alguien que me enseñara, así que opté por la siguiente alternativa obvia: buscar tutoriales en Youtube. Esa búsqueda me llevó a encontrar a dos chicas de nombre Veena y Neena. Son gemelas y se dedican a la danza del vientre fitness, es decir, no solo como danza, sino como rutinas de ejercicio.

Inicié a ver sus videos y me agradaron demasiado, ya que comienzan explicando los movimientos más sencillos y van subiendo poco a poco de complejidad. Claro está que yo, siendo tan antiatlética como soy, también pugnaba por dominar incluso los movimientos más simples pero, como en todo, lentamente y con práctica fui mejorando. ¡Estoy lejos de ser una experta! Pero al menos las rutinas básicas ya me salen.

Trato de hacer por lo menos tres de sus rutinas a la semana, y la verdad es que sí he visto varios beneficios en cuanto a mi bienestar y mi feminidad se refiere. Primeramente, está el mejoramiento que trae a la condición general de salud. Hacer ejercicio siempre es provechoso, cualquiera que este sea. Las rutinas suelen ser de bajo impacto, pero sí que se notan cambios si una es constante. Me siento mejor iniciando el día bailando la danza del vientre.

Otra ventaja es la tonificación de brazos, piernas y abdomen. Siempre que puedo, hago las rutinas añadiendo una mancuerna de cinco libras en cada mano, y eso ha conllevado a que mis antebrazos se hayan tonificado. Lo que más me encanta de este punto es que el músculo no se desarrolla como si hiciera pesas, sino que simplemente se marca, dando a mis brazos un aspecto más femenino. Lo mismo pasa con el abdomen, gracias a los movimientos enfatizados en esa región del cuerpo, por la propia naturaleza del baile, que se centra en el vientre. Ayuda a tener una imagen más femenina y estilizada. Por mucho tiempo había estado buscando un ejercicio que me ayudara a marcar mis músculos, pero tengo el problema que mi espalda es ancha, y cualquier entrenamiento de gimnasio que busque aumentar el volumen tiene el efecto indeseado de hacerme ver todavía más ancha. Me encanta la natación, pero también tiene esa consecuencia y yo no la quería, pues ¡mi intención es ser capaz de verme divina en un vestido! Y no que luzca todo restirado, así que al fin encontré mi ejercicio ideal.

Otro valor agregado radica en el hecho de que trato de hacer los ejercicios con el outfit apropiado para tal efecto: bra deportivo, una falda específicamente adquirida en una tienda de vestuarios de danza árabe, y un caderín. Complemento el atuendo con el uso de una peluca. En la habitación que me sirve para el ejercicio tengo un par de espejos para mirarme mientras me ejercito e identificar si estoy haciendo los movimientos de forma correcta. La imagen que dichos espejos devuelven de mí, ataviada de esa manera y bailando belly dance me fascina, es uno de mis más grandes goces.

El último beneficio del que quiero hablarles es la feminización de los ademanes. Este tipo de danza tiene la característica de ser muy sensual. Todos los movimientos que se realizan deben ser muy delicados, de lo contrario resultan toscos y sin gracia. Hay que subir y bajar los brazos lentamente, mover la cintura de manera circular, expandir y contraer la caja torácica, y todo ello colabora para lograr moverse con más feminidad cuando llega el momento de transformarse.

Ojalá que alguna de ustedes, al igual que yo, le tome el gusto a esta danza y también pueda contarnos qué otros beneficios les trajo. ¡Saludos!

-Nadia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s