Kit de feminófila principiante.

catpower4

Ser feminófila no es tarea sencilla, sobre todo durante los primeros años, cuando comienzas a recorrer este maravilloso camino de vestirte de mujer. Sin duda, cuando yo comencé, me habría encantado tener alguien que me guiara, que me diera consejos y que me enseñara esos trucos o tips que tuve que aprender por mí misma, a veces “a la mala” Es por eso que, tratando de servir precisamente como guía, presento una lista de lo básico que debes tener para entrar de lleno a la feminofilia.

Lo primero que se requiere es algo que no es fácil de conseguir y es lo más importante: la actitud femenina. Al principio, y sobre todo si aún dependes económicamente de tus padres, será difícil que puedas obtener aquellas prendas que deseas, y tendrás que conformarte con las que tengas a tu alcance, pero mientras tú te sientas femenina y sexy, la ropa que estés usando es lo de menos.

Por otro lado, un par de medias es esencial. ¡Amarás sentir el roce de la suavidad del nailon en tus piernas! Sobre todo si te acabas de depilar, o si eres lo suficientemente joven para ser lampiña. La enorme ventaja de las medias es que no ocupan mucho espacio, y por lo tanto, son fáciles de ocultar. Además, puedes llevarlas bajo los pantalones de hombre y nadie se dará cuenta.

20170314_162544

Otra cosa de alta importancia es un lápiz labial. Pero ¡ojo! ¡Es vital que no sea indeleble! Pues de lo contrario será casi imposible que puedas quitarlo de tus labios y así deshacerte de la evidencia. Ten en cuenta que el maquillaje suele ser bastante caro, y si estás iniciándote en la feminofilia, no te conviene gastar en un labial tan elegante, pues ni siquiera has aprendido a maquillarte todavía. Sin embargo, durante esas transformaciones a escondidas en tu habitación, querrás sentirte muy mujer, y el lipstick definitivamente te ayudará a lograrlo.

10454450_830825346957647_8198898984612314861_n

Si te decidiste por el lápiz labial, y quizás por algo más de maquillaje, ¡necesitas también desmaquillante! Puedes conseguirlo en cualquier centro comercial y guardarlo con facilidad en un cajón o incluso en tu mochila, dado que usualmente viene en envases compactos. Borlas de algodón y/o toallitas húmedas son asimismo ampliamente recomendables.

La ropa interior resulta igualmente necesaria, aunque yo no te recomendaría mucho que forme parte de tu guardarropa secreto, dado que estas prendas tienden a ensuciarse por su propia naturaleza, y lavarlas sin que te descubran es una tarea un poco complicada. Ahora que, si te arriesgas, puedes lavarlas en la ducha mientras te bañas, y ponerlas a secar en algún lugar donde sabes que no las encontrarán.

Una peluca podría parecer también una buena idea y algo básico para transformarte en esa bella chica que imaginas ser, pero si alguien descubre tal prenda escondida en tu habitación, será muy difícil explicar su existencia de una manera convincente.

Si lees este post y se te ocurre algo más que podría formar parte del kit de prinicpiante, ¡no dudes en agregarlo en los comentarios!

Con cariño: Nadia Mónica.