Un pequeño reclamo.

1b3708ff760877668b453d2c73c4f32f

Desde hace algún tiempo mi novia y yo formamos parte de un grupo en Facebook que es exclusivo para travestis y sus parejas. Ella es nueva en estos temas, pues no hace todavía ni un año que le confesé mi afición por vestirme de mujer. Sin embargo, yo he entrado y salido de distintos grupos de este tipo, siempre con la intención de encontrar amigas con gustos similares a los míos para conversar, intercambiar algunos secretos, trucos, historias, anécdotas  y consejos. Pero me he dado cuenta de que esto casi nunca sucede. Las personas que se afilian a dichos grupos lo hacen tan sólo con la intención de encontrar a alguien con quién sostener relaciones sexuales.

¿Por qué es preocupante? Porque dicha actividad no hace más que confirmar el estigma social del que somos víctimas todas las que nos etiquetamos bajo el término feminófilas. Nosotras no estamos buscando encontrar a un hombre que nos haga sentir mujeres, nosotras no queremos adoptar la prostitución como medio de vida, a nosotras no nos gustan los hombres (recuerden que feminofilia es travestismo HETEROSEXUAL). Lamentablemente, la sociedad en la que vivimos no puede concebir a una persona que le guste vestirse de mujer, pero que no sienta atracción alguna por los hombres, o más aún, que esa persona pueda ser su abogado de confianza, el carnicero al que le compran cada semana, un ingeniero exitoso en una empresa transnacional, un famoso  multimillonario hombre de negocios. Para ellos, la palabra travesti es sinónimo de prostitución y sexo con otros hombres. Ustedes, quienes pueblan esos grupos, colaboran activamente a que la sociedad tenga esa imagen de nosotras, y es culpa suya que este tema esté tan impregnado de prejuicios incluso entre la misma comunidad LGBT.

Dicen que se visten de mujeres porque las admiran y por ello quieren ser como ellas, vestirse como ellas, actuar como ellas. No puedo imaginar una manera más directa de denigrar al género femenino que el implicar que ser mujer es exhibirse en fotografías vistiendo prendas vulgares  anunciando su desesperación por conseguir un hombre para que “las haga sentir mujeres”. Sentirse mujer es saberse guapa y sexy sin necesidad de desnudarse, ser capaz de ser exitosa por una misma,  ser disciplinada y actuar utilizando la razón y no el instinto. Eso, amigas mías, es rendir homenaje a la mujer.

6 thoughts on “Un pequeño reclamo.

  1. hace unos meses te sigo, me identifico contigo, soy feminofilo al 100%, compro tacones, me pongo uñas, tengo unos senos falsos de silicona, me encanta travestirme pero jamas sostendria relaciones con ningun hombre, me fascinan las mujeres y he conocido un par que toleran mi condicion, es dificil encontrar pareja bajo este esquema, las mujeres, casi ninguna, acepta o cree que somos heterosexuales masculinos en nuestra escencia y se terminas sintiendiote un poco sola, como bicho raro, en estos grupos solo ves hombres gays en su mayoria buscando pareja masculina y te mandan fotos de sus cosas, creo que no les calza en su cabeza, a casi ningun ser humano, que hayamos hombres feminofilos, te felicito por abrir este espacio y ojala pudieras algun dia llevarlo a facebook, no se si ya lo has hecho pero me siento comoda charlando contigo, creo que me abrire mi correo de chica, ya va siendo hora, saludos desde Costa Rica…

    Like

    • ¡Hola, MaJo! Muchas gracias por seguirme y por tu comentario. Tienes toda la razón, parece ser que el travestismo heterosexual es un concepto muy difícil de entender para muchas personas. Por eso es que me doy a la tarea de tratar de darle difusión, para que se conozca y cada vez más personas sepan que existe.
      En facebook me encuentras como Nadia Mónica Martínez.
      ¡Saludos!

      Like

  2. Hola Nadia en relación a tus comentarios pienso que nosotros no somos travestis con fines sexuales, ya que la definición de travesti en la mayoría de los casos es la de personas homosexuales que tienen su pareja del mismo sexo. Si bien es cierto que nos vestimos de mujer, también es cierto que lo hacemos como un hobby que en nada afecta nuestra heterosexualidad y gusto por las mujeres a quienes a adoramos y valoramos.
    Tampoco se nos puede llamar transformistas, pues no estamos buscando llamar la atención, no alardeamos con la voz, gestos exagerados o amanerados, ni mucho menos usamos plumas o lentejuelas. Nuestro deseo cuando nos vestimos de mujer es el parecer una mujer natural, ejecutiva de éxito vistiendo a la moda.
    El término para nosotros es FEMINOFILO, que encierra y define a hombres completamente heterosexuales que les gusta o mejor les fascina vestir de mujer. Ese es nuestro hobby, nuestro pecado, nuestro gusto extremo que disfrutamos de manera periódica y sin consecuencias graves para nuestro cuerpo, ya que el placer que nos ofrece, que no es sexual, nos da una tranquilidad que llena nuestro espíritu, y solo de esta forma podemos vivir una vida feliz.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s