Travestismo: preguntas frecuentes.

lee-minhyuk-recording-artists-and-groups-photo-u1El presente post está encaminado a mujeres cuyas parejas les han confesado su feminofilia, o travestismo heterosexual, pero que todavía no acaban de comprender el porqué de la predilección de sus novios o esposos por utilizar prendas del género femenino. De antemano pueden saber que esta guía no es objetiva, pues está basada en mi experiencia personal y cada caso tiene algunas diferencias. Sin embargo, la idea general es la misma. Espero les sea de ayuda.

Mi pareja me dijo que le gusta vestirse de mujer pero no es homosexual. ¿Eso es posible? Totalmente. Podría apostar toda mi ropa de mujer a que, cuando tu pareja te confesó su secreto, lo primero que pasó por tu mente es que era gay. Déjame tranquilizarte y decirte que si tu pareja está contigo, las probabilidades apuntan a que no es homosexual. El hecho de que le guste vestirse de mujer no está relacionado de ninguna manera con el gusto por uno u otro género. Velo de esta manera: a la gran mayoría de hombres homosexuales no les gusta vestirse como mujeres. Obviamente existen excepciones, pero es como afirmar que a todas las mujeres les gusta andar en patineta. Es evidente que encontraremos casos particulares en los cuales se cumpla la afirmación, pero en general resulta ser falsa.

Si mi pareja disfruta vestirse de mujer, ¿significa que quiere cambiar de sexo? No necesariamente. Si tu pareja quisiera reasignarse el sexo entonces no sería un feminófilo, sino un transexual. Nosotras disfrutamos de vestirnos y sentirnos como mujeres durante algunos períodos de tiempo; pueden ser algunos minutos, un par de horas o un fin de semana, pero estamos contentos con nuestra condición general de hombres y no deseamos ser mujeres todo el tiempo.

¿Por qué le gusta vestirse de mujer? Esta es la pregunta del millón. No existe una única razón por la que nos guste vestirnos con atuendos femeninos. Los motivos más comunes que suelen citarse son la ausencia de una figura masculina en el hogar, admiración profunda por las mujeres, experiencias traumáticas relacionadas con abusos sexuales en la infancia, predilección de los padres por los hijos de sexo femenino y un largo etcétera. Creo que en casi todos los casos, las razones están muy alejadas de éstas. La verdad es que muchas veces ni nosotras lo sabemos. Simplemente es algo que nos gusta, como el agua de limón o dormir con una almohada en lugar de dos.

fem

¿Los feminófilos nacen o se hacen? De nuevo, depende de cada caso. Puede ser que tu pareja se haya dado cuenta de su preferencia por la ropa de mujer en la adolescencia o que haya sido desde muy temprana edad. Personalmente, creo que nacemos con ese gusto, pero unos tardan más que otros en descubrirlo.

¿Es lo mismo un feminófilo que un travesti? Esencialmente sí. Sin embargo, el término feminofilia se adoptó debido a que, socialmente, la palabra travestismo tiene connotaciones más relacionadas con sexo o prostitución. Digamos que un travesti genera la idea de una persona que se viste de mujer con prendas vulgares y con fines sexuales. Un feminófilo es una persona que disfruta sentirse mujer en la intimidad sin exhibirse ante los demás.

Si no quieren ser mujeres, ¿por qué la gran mayoría usa nombres y adjetivos femeninos? No queremos ser mujeres permanentemente, pero cuando nos encontramos usando el atuendo femenino sí que queremos ser tratadas como tales. Es parte de la experiencia. Creamos un personaje, un álter ego, y nos metemos en él. Cuando un actor interpreta un rol, se le llama por el nombre de su personaje; lo mismo ocurre con nosotras. Mientras estamos vestidas somos mujeres, y por eso tenemos nuestro nombre de mujer.

fem2

¿Es posible llevar una relación estable con un hombre feminófilo? Por supuesto que sí, pero ello depende totalmente de la plena comprensión y aceptación por parte de la pareja del feminófilo. Cabe aclarar que mientras no estamos vestidas o “en personaje” somos hombres 100% varoniles. No somos amanerados ni tenemos actitudes que nos “delaten”. Si tu pareja es feminófilo, eso no significa que a partir de que te confesó o descubriste su secreto estarás con una mujer todo el tiempo. El hombre del que te enamoraste está y seguirá estando a tu lado, pero ahora tienes también una amiga ocasional.

Una de las grandes ventajas de tener una pareja con gusto por utilizar ropa y accesorios femeninos y emular las actitudes propias de una mujer, es que, generalmente, ese hombre será muy diferente a los demás. Tendrás a alguien que sabrá escucharte y comprenderte, además de que te entenderá a la perfección. Amará acompañarte a comprar ropa y no le molestará ir a cuanta tienda sea necesaria para elegir el atuendo perfecto. Tendrás a un hombre que podrá aconsejarte cuando tú misma vas de compras y que no se molestará cuando decidas gastar un poco más de la cuenta en esa blusa que te fascinó.

Ser feminófilo, lejos de ser un defecto, puede convertirse en una gran ventaja, pues al mostrarle a tu pareja comprensión y respeto, su amor por ti crecerá de manera inimaginable, y puedes estar segura que contarás toda la vida con su agradecimiento y fidelidad. Aprende a ver el lado bueno de las cosas, pues todo en la vida lo tiene.

20 thoughts on “Travestismo: preguntas frecuentes.

  1. Hola, felicidades por la iniciativa, gracias por intentar expresar lo que pasa por nuestras mentes y corazones, al igual que ti soy feminofilo, espero un día poder conversar con mi pareja el tema, sin miedos, desnudando el alma, saludos

    Liked by 1 person

    • ¡Muchas gracias por tu comentario, Tania! Espero que esta guía pueda serle de ayuda a tu pareja cuando te decidas a hacerlo. Un abrazo para ti.

      Like

      • Valoro la existencia de este espacio y te agradezco mucho el esfuerzo permanente que haces, Tania. Muchas veces no hallar con quién hablar o no encontrar ecos de conversaciones de otros a través de las cuales uno pueda percibir con claridad que hay muchos más hombres que vivencian lo mismo que uno de alguna manera tranquiliza. Sabés? Si no fuera por el diálogo con pares y, digamos, compañeros de ruta, a través de sitios como éste, pues, la sensación de vivir como islas en medio de gigantes océanos podría acrecentarse en muchos jovencitos y hombres que viven esta dualidad. Ya que el transformarse se iguala a tocar el cielo con las manos, volver a ser el hombre de todos los días nos envuelve en un silencio obligatorio que de alguna manera nos aísla pues no deseamos conversar siempre de esas mismas otras cosas que hablan los hombres o no queremos que las mujeres nos involucren en esa generalidad que suele expresarse como ‘Ah, ustedes, los hombres!’. Espero que me comprendas a este respecto. Intuyo que sí. Y te comento que yo ya hace diez años tuve una sincera confesión al respecto a mi esposa. No fue una necesidad. Ella descubrió fotografías mías guardadas en un DVD olvidado en la disquetera de mi PC de escritorio. Sinceramente fue un alivio. Fuí cien por ciento sincero. Respondí a todas y cada una de sus preguntas y le aclaré aún aquellos detalles sobre los que no había hecho mención. Fue la primera conversación profunda. Más recientemente -enero 2019- volvimos a tener una nueva conversación tan profunda como aquella primera. Volví a ser franco, sincero y profundo hasta la desnudez. Mi esposa ya sabe que cuando menciono la palabra ‘alma’ está frente a la sinceridad en persona. Fue cuando ella finalmente -y a su pesar pues no le agrada mi práctica de transformación- me dijo: ‘Sé que es tu gusto personal. Sé que es para siempre; para toda la vida’. Y también fue la instancia en la que yo le hice saber más directa y concretamente que, aunque aún tengo en mi madura adultez la opinión de mujeres y aún de jovencitas de que soy un hombre interesante y atractivo, a mi no me agrada mi imagen masculina, la rechazo; y sí me gusta y mucho mi imagen femenina con la cual me siento confortablemente bien. Te aclaro que me resulta muy cómodo en mi cotidianeidad ser el hombre masculino que soy. No debo competir con nadie por nada ni siento esa necesidad de hacerlo en la que muchos están inmersos. Y lo que es más interesante: No vivo con ese tema tan presente en el hombre patriarcal y machista (Siento que gracias a la feminofilia dejé de serlo) de la fidelidad y/ o el engaño de una esposa como una daga permanente sobre la cabeza. Nadia. Esta dualidad mía aunque no confesa social o públicamente me hace bien. No me atormenta. Y he descubierto hace ya años que pertenezco a un infinito grupo de privilegiados. Un abrazo muy sincero. Yo, siempre en comunicación y contacto desde este mismo instante; ya no sólo un seguidor. Agradecidamente. Jorge.-

        Liked by 1 person

      • Estimada amiga, esta es una consulta como puedo enviar un relato, que he escrito, contando mi experiencia como se expresa mi deseo de ser mujercita, en otra época.
        Gracias por seguir con este espacio para nosotras, un abrazo

        Like

  2. Excelente, considero que los sentimientos encontrados por ocultar una personalidad hermosa como la femenina, es algo cruel, como si tuvieras a una valiosa ave, en una jaula, eso es bastante cruel, sentirse mujer, es más que un placer, pero hay que hallar, el hilo negro, para que no se nos hagan carreras en las medias..

    Liked by 1 person

  3. Muchas gracias por compartir esto, ya que pensaba solo me pasaba a mi y siempre tenía la duda si era o no hay, pero solo me gustan las mujeres y la ropa y accesorios usarlos es algo emocionante

    Like

  4. Saludos a todos los que sienten este indescriptible placer de trasvertirse y fotografiarse
    Es increíble verde irreconocible con peluca y maquillaje

    Like

    • No puedo generalizar y hablar por todas y todos, pero puedo responderte desde mi punto de vista. Yo no me considero no binario. Estoy totalmente consciente de mi condición de hombre. ¡Saludos!

      Like

    • Yo creo que sí se pude considerar no binaria ya que solo es un gusto como tener preferencia por el color rojo o azul no es querer cambiar y ser mujer solo el gusto de usar por un tiempo la hermosa ropa y atuendos de mujer

      Like

  5. Muchas gracias por tus palabras, describes perfectamente la diferencia entre feminifili y travesti, tu atinada descripción es una ayuda invaluable para poder explicar a nuestras parejas sobre nuestro gusto, cuando deseemos confesarselo, realmente considero de gran valía tu aportación para los que somos feminofilos, gracias mil

    Like

    • Muchísimas gracias por esta explicación ya acertada y la verdad de mucha ayuda para nosotras las personas que tenemos esta tendencia de ser feminofilios y también para nuestras parejas, yo le confesé a mi esposa después de casi 50 años de mis sentimiento ya que yo desde lo 8 años e echo esto y pesaba que me ataba volviendo homosexual, pero ahora con el internet a nuestro alcance me e dado cuenta que estaba muy equivocado que esto es algo que llevamos dentro y no es homosexualidad y para ella fue un shock muy grande, primero por que ella nunca se esperaba esta confesión, segundo nuestras costumbre y tradiciones, ya que el hombre no le debe de gustar nada de lo femenino por que es maricon y tercero la religión, son cosas que pesan muchísimo sobre nuestra sociedad y ya arraigadas por muchísimos años y es muy difícil cambiar de la noche a la mañana, pero creo que con mucha terapia, comunicación y entendimiento podemos pasar esta etapa y incorporarla a nuestras vidas.

      Like

      • ¡Hola, Jessica! Antes que todo, quedé impresionada cuando leí que llevas casi 50 años de feminofilia. ¡Wow! ¡Todas las cosas que debes haber vivido! Mi respeto y admiración totales para ti, amiga. De corazón.
        Por otro lado, señalo tu valentía al haberle confesado a tu esposa tu lado femenino. Deseo que encuentren los medios y la voluntad para entenderlo y que logren continuar y fortalecer su relación.
        Ojalá que estos escritos que dejo aquí puedan servir al menos como una introducción al tema y que ella logre entenderlo.
        ¡Un gran abrazo!
        P.D. Recomiendo para tu esposa la lectura del libro El Travestista y su Esposa, de Virginia Charles-Prince. Lo encuentras totalmente gratis en internet.

        Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s